LAS ZONAS RURALES, LAS ÚNICAS QUE REFLEJAN EL CRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA

Llevan ya varios días, los medios de comunicación haciendo eco del crecimiento económico, pero si indagamos un poco nos damos cuenta de que no es oro todo lo que reluce.
La economía está mejorando, pero esta mejora no se ve reflejada en el sector laboral. El primer trimestre del año, suele ser el peor, para comparar, además se plantean muchas dudas sobre la sostenibilidad del PIB en 2013. Es verdad que en los datos de materia laboral, lo datos son los menos malos desde enero de 2008, pero a la economía de calle no llegan efectos como el descenso de la prima de riesgo o la llegada de capital exterior a la bolsa.
A pesar de esto, el empleo ha crecido en el sector agrícola, es decir se está produciendo un retroceso de la población, se pasa de concentrar la actividad en el sector servicios a volver a trabajar en el campo. Esto supone una ruralización de la población, que se ve obligada a volver a los pueblos por falta de oportunidades en las ciudades.
La situación se ve empeorada por el cambio en los tipos de contratos, antes se realizaban contratos de tiempo indefinido y ahora los contratos son temporales y de una duración muy corta y con unos sueldos muy bajos.

Compartir es demostrar interés!

Scroll to top