De Guindos pone en jaque a las Auditorias

La reciente Ley de auditoría está creando una gran inquietud entre las empresas de Auditoria en relación a la rotación de auditor, medidas que proceden de las autoridades europeas.

Así, en el propio Reglamento (nº 537/2014 que acompaña a la Directiva 2014/56/UE), las Auditoras que lleven más de 20 años con un cliente, tendrán hasta el 17 de junio de 2020 para permanecer con éste  salvo que si los servicios se han venido desarrollando en un período de 11 a 20 años, el plazo para rotar finalizará  el 17 de junio de 2023.

 

Pero, ¿qué sucede con las Auditoras que lleven con un mismo cliente menos de 10 años? La polémica aumenta porque estas empresas también estarán obligadas a rotar cuando lleguen a cumplir esos 10 años, algo que afectaría especialmente a una gran parte de este sector profesional.

Esta situación ha provocado que la presidenta del ICAC, Ana Martínez-Pina se dirigiera a la Comisión Europea con el propósito de establecer un período transitorio a aquellas empresas que no han llegado a culminar los 10 años con el cliente, propuesta que, a nuestro juicio profesional resulta incoherente por cuanto en auditorias con clientes de más de 20 años se le aplique un periodo transitorio y a otras auditorias con clientes con menos de 10 años no se le amplíe un periodo cuando lleguen al periodo límite.

Las posturas entre las figuras más representativas del sector de auditoria iban en esa misma línea pero el Ministro de Economía, Luis de Guindos, finalmente, ha decidido romper todos los pactos entre estas instituciones y llevar a cabo la próxima Ley.

El establecimiento de esta nueva Ley a la vuelta del verano, provocará una lucha de titanes entre las grandes compañías de auditoria y evidentemente entre el resto de firmas pymes de auditoria.

Compartir es demostrar interés!

Scroll to top